domingo, 29 de junio de 2014

Hemaris tityus (Linnaeus, 1758). Su redescubrimiento en la provincia de Granada

Hemaris tityus (Linnaeus, 1758), es una especie de esfíngido muy singular, al igual que todas las especies de su género, en lo que respecta a su morfología como insecto adulto, recordándonos por completo en su apariencia y modo de vuelo al de los abejorros. Lejos de ser casual y caprichosa, obedece a un patrón mimético llamado batesiano, esto es, emular la apariencia y comportamiento a otras especies peligrosas.  Este tipo de mimetismo está muy extendido en el vasto mundo de los insectos.



Huevo de Hemaris tityus a punto de eclosionar, donde se puede observar con todo detalle, la cápsula cefálica y las cerdas de la futura oruga. Sierra Huétor (Granada) junio de 2014, a  1400 m.
Fotografía realizada con fuelle y objetivo Ultra micronikkor 28 mm.
A grandes aumentos,  la oruga de Hemaris tityus es espectacular por su peculiar morfología, y como casi todo esfíngido, está provista  de un apéndice a modo de "cuerno" en su extremo posterior.  
Mata de Scabiosa en donde encontré los huevos y orugas de Hemaris tityus en la Sierra de Huétor

Hábitat de Hemaris tityus en la Sierra de Huétor y en donde también es bastante frecuente Hemaris fuciformis.


Hemaris tityus está menos extendida en la Península Ibérica que su congénere Hemaris fuciformis, presente en la mayoría de los sistemas montañosos. Las colonias más meridionales corresponden a la Sierra de Espuña y en Sierra de Alcaraz y sierras aledañas donde la he encontrado con relativa abundancia. No conocía su presencia en ninguna localidad andaluza, hasta que, a primeros del mes de junio de este año, en la granadina Sierra de Huétor me encontré, en una sola mata de Scabiosa, 3 huevos y 4 larvas en el 1º y 2º estadio de este esfíngido. Y no podían ser de Hemaris fuciformis, ya que sus orugas se alimentan de Lonicera (madreselva) y su morfología es inconfundible como se muestra en la imagen . Bastante contento con el hallazgo y casi a las puertas de publicarlo, pues no encontraba referencia alguna de su existencia en tierras granadinas, decidí comentárselo a mi amigo y colega granadino Javier Pérez López. Cual fue mi sorpresa a su contestación, en tanto que él mismo ya la descubrió años atrás, y publicó una pequeña y bien documentada reseña en la  revista SHILAP. Pero como él comenta, el la redescubrió, nada menos que casi cien años después de  que  Ribbe, renombrado entomólogo,  en 1912, publicara la presencia de este esfíngido como Hemaris scabiosae Z. en la provincia de Granada. Esta cita, según Rambur, no fue recogida por autores posteriores.
Probablemente este esfíngido esté presente en otras sierras andaluzas, aparte de Sierra Nevada donde posiblemente  la confirme esta misma temporada.

REFERENCIAS:

PRESENCIA DE HEMARIS TITYUS (LINNAEUS, 1758) EN ANDALUCÍA (SUR DE ESPAÑA) (LEPIDOPTERA: SPHINGIDAE).  PÉREZ LÓPEZ, J.  2011.  SHILAP Revta. lepid. 39 (155). 272.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada