jueves, 13 de diciembre de 2012

CUSCUTA EPITYMUM, INSÓLITA PLANTA NUTRICIA DE PSEUDOPHILOTES BATON

Pseuphilotes baton y Pseudophilotes panoptes son licénidos estrechamente emparentados, de morfología muy similar y sin embargo requieren preferencias ambientales muy diferentes. P. panoptes es un endemismo ibérico prácticamente repartido por toda su geografía, desde nivel del mar hasta altitudes de 2600 m en Sierra Nevada.  Mayoritariamente es una mariposa propia de los encinares degradados, terrenos pedregosos y secos, en donde especialmente profileran los  tomillos (Thymus zygis, T. vulgaris, T. masthichima, etc), exclusivas plantas nutricias de sus larvas.
Por otro lado P. baton es una especie más común y repartida por buena parte de Europa meridional. En la Península Ibérica únicamente ocupa una extrecha franja septentrional que va desde Galicia a Cataluña, y como especie netamente eurosiberiana coloniza espacio muy húmedos, praderas, pendientes herbosas de brezales reemplazando totalmente a la mediterránea P. panoptes en esta área. Sus larvas también están citadas sobre distintas labiadas, especialmente tomillos.  Un sorprente descubrimiento por mi parte en el estudio de esta especie, lo  protagonicé  en el verano de 2011 en el Cabo de Peñas (Asturias), cuando sorprendí algunas hembras ovopositando sobre una especie botánica muy diferente a los tomillos, nada menos que la convolvulácea parásita Cuscuta epitymum que vive sobre los tojos (Ulex).
Hembra de  baton ovopositando sobre Cuscuta epitymum  en el Cabo de Peñas.  Este licénido ya lo encontré años atras en este paraje, sin embargo la ausencia de tomillos o cualquier labiada a fin en este paraje me dio que pensar y me animé a retornar ex profeso para desvelar el misterio, siendo recompensando con creces en conseguir estas imágenes que aquí expongo.
Oruga de P. baton asistida por dos hormigas del género Lasius mientras devora  las flores de Cuscuta epitymum. Julio de 2011. Es tal la asociación de P. baton con esta planta en el Cabo de Peñas, que las orugas en cautividad ni siquiera aceptan el Thymus, planta nutricia por excelencia de este licénido. También la prolongada floración de esta planta, desde mayo a septiembre, permite que este licénido presente nada menos que tres generaciones anuales.
A finales de junio de 2007 en la localidad oscense de Panticosa relicé esta fotografia de un macho de P. baton, en  el mismo biotopo donde vuela el licénido Phengaris alcon y muchas otras mariposas típicas de Los Pirineos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada